Cometas… Cometas por todos lados

Chiquitas violentas, buena tarde tengan todas ustedes. Efectivamente… llegó la época del año donde se reanudan los días feriados, nos caracterizamos de paisanos dejándonos el bigote -espero que no las niñas-, se llenan los huacales de tunas y se reanuda el futbol americano ¿qué más se puede pedir?. De hecho, yo sugeriría que un poco de musiquita puede ponerle el broche de oro a un fin de año que promete ser espectacular; a menos que se apruebe la reforma hacendaria.

De nuevo, he de agradecer a la fabulosa aplicación de BoD por la recomendación -en serio, alguien hágale un altar a sus creadores- que estelariza este post septembrino. Y es que en realidad ha sido una tarea titánica en la que me embarqué a fines del año pasado, cuando adquirí discos a diestra y siniestra pensando que extraer sus respectivas joyitas sería tarea fácil. Uh, uh, Shaniqua. Desde la discografía de Sigur Rós hasta la exteeeeeeeeeeeeeeeeeensa lista de grabaciones de estudio de Judas Priest, todo ha pasado por estos oídos y darse un descanso es casi obligatorio… como galleta habanera entre platillo y platillo.

Para ponerle variedad, la agrupación de hoy proviene de la localidad inglesa de Tyne & Wear -la verdad prefiero el eufemismo local de Guanawashington, Iraportland, etc.-. Sin embargo, su historia es bastante particular. Este cuarteto, otrora trío, es la quimera resultante de un estudiante de Cambridge –cogito, ergo sum-, un físico experimental y un marinero local. La pregunta obligada es ¿a qué demonios suena eso?. Muchos expertos y críticos del ramo comparan a este grupo de kitchen sink indie con Vampire Weekend, aunque francamente me resisto a encontrarles parecido con los Ezra Koenig-ers quienes cayeron de mi gracia de forma estrepitosa… ese último disco es como el uniforme remendado del niño de 14 años en el hermano de 7. Les presento a Little Comets… para no ponerme de malas.

Captura de pantalla 2013-09-12 a las 1.19.18 PM

Activos desde 2008, su propuesta es PURA BUENA ONDA. Tremendamente rítmica y cadenciosa, la música de los oriundos del noreste está más que amarrada. El tono del vocalista me recuerda bastante al de Mika y al de Dinosaur Feathers… claro y de una enorme amplitud, que le da oportunidad a la banda de experimentar con recursos que otras simplemente no pueden explorar. Como toda buena banda de indie inglesa, han dominado el arte de sincopar guitarras para matizar sus creaciones y de añadir riffs hipnóticos a sus coros para permanecer en el subconsciente del que escucha… para experimentar este efecto, véase Young the Giant.

El uso de filtros vintage le da un toque fenomenal -aunque ya se está choteando esta característica. Todo con medida- y el trabajo del baterista es para mí una representación de lo que tocaría Jack Bevan si Foals tuviera un estilo más suave. Al igual que sus compatriotas, el sonido de Little Comets está sólidamente fundamentado en su sección rítmica. Añadan a esta propuesta medio dreamy, la originalidad de sus presentaciones en vivo: estaciones de tren, panaderías, trenes urbanos y pabellones universitarios; son algunos de los escenarios utilizados por el cuarteto para deleitar el aparato auditivo de quien se interese en prestarles atención. Esta “cercanía” les da una ventaja sobre otros representantes del género, pues establecer una conexión/identificación con la audiencia es en ocasiones más importante que la música bien ejecutada.

Life is elsewhere, el LP que hoy les comparto y material que utilizaran para adentrarse en los mercados globales, es un material líricamente complejo -ni se nota que hay un par de ñoños en la banda- inteligentemente suavizado por el fondo musical que he tratado de describirles. Créanme que algunos lyrics son dignos de una producción ultra emo de My Chemical Romance, pero los británicos tienen la facilidad de encontrar el high road hasta en las situaciones más alarmantes. Va la primera: Violence out tonight… chequen este fragmento.

She stalks the stolid streets debased,

the ragged gape of alienation

wipes the grief across her face.

All this protracted by a state

in which the poor conviction rate for rape

can often leave a woman feeling more at blame

#seasm$%&n. El video está bastante fuerte, sobre todo para aquellas fuertemente arraigadas en el concepto del feminismo. No se vayan a enganchar.

La segunda: Jennifer. Con la novedad de que mientras me ocupaba recomendando intensamente a esta banda, una amiga también le andaba dando un cale a la rola -¡Ay sí! son las 11:11 ¡Pide un deseo! LOSER-. Ésta va para las chavas que gustan de traer la cara larga y hacerse las interesantes… como acá ni hay.

Siempre es recomendable la versión en vivo… acá no hay trucos de estudio que valgan. Nótese dónde trae la lira el guitarrista. Bajista cumbiachero de grupo versátil.

La ultimísima: Waiting in the shadows in the dead of night. Mánchate con el nombre, mi rey. Bien podría haber estado en el soundtrack de Sweeney Todd… #instasuicide. La historia cuando la muerte se cruza en el camino de dos personas que se quieren acá chido.

In 50 or 60

she’ll leave me,

completely.

And one of us will

coldly hold the other’s hand.

No metaphor for this

that I can understand

En fin, espero les haya agradado el entry de los Cometitas… La verdad a mí me parecieron fascinantes y como cada banda que comparto, les recomiendo fuertemente escuchar el disco completo. Se van a llevar una cósmica sorpresa con esta gente. Si son lo suficientemente curiosos, verán que en el último link hay ligas a TOOOOOOODAS las canciones del álbum del 2011… TODAS. No sean burros y denle click.

Au revoir.

D.G.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: