¿De qué murieron los quemados?

No me cuesta ningún trabajo asegurar que todos los días que transcurren son oportunidades perfectas para descubrir algo. Por más ridículo que sea, estoy firmemente convencido de que un día en el que no aprendimos o descubrimos algo nuevo es un día desperdiciado. Y bueno, bajo ese mismo tenor, uno de mis mayores placeres es hacer descubrimientos con temática en mis mayores pasatiempos y pasiones: el cine, la literatura, y por supuesto la música.

Hace un par de días di con una bandita que capturó mi atención de inmediato. Se trata de The Dig, una agrupación neoyorkina formada “oficialmente” en el 2010. Digo “oficialmente” porque estos chavos han tocado juntos y en distintos formatos desde los 10 años. Al final, es en el 2010 cuando su álbum debut, Electric toys, salió de la incubadora. En 2012 el objeto de mi contribución esta noche, Midnight flowers, obtuvo su turno. Bien.

The-Dig

No me resulta tan fácil encontrar adjetivos para describir lo que escucho. Tal vez la referencia más útil es hablar de un estilo vocal por parte de Emille Mosseri -quien además es el portador del bajo- que recuerda fuertemente a los grandiosos alaridos de Ezra Koenig de Vampire Weekend. Con trabajos de teclados y sintetizadores finamente incorporados y unas líneas de bajo simplemente deliciosas, el cuarteto de Nueva York logra una fórmula infalible. Tiene de todo: cambios de ánimo repentinos pero certeros, ardida ironía post-relación amorosa y baile… mucho baile.

Mossieri y sus compinches nos reciben con “Red rose in the cold winter ground” , una gran historia de amor. Una historia llena de esperanza y alegría.

Seguimos avanzando y el tono de feliz esperanza da un giro repentino con el gran single del álbum. “I already forgot everything you said” es el perfecto e irónico himno del ardido. Cálenle:

When you left with him but he changed his mind,

you left everything that you love behind.

Now I would take you back but the feeling’s dead

and I already forgot everything you said

Ouch…

Y si no fue suficiente, “Hole in my heart” es otra deliciosa probadita para el despechado. La combinación de bajo con vestigios punk con el tono de voz de Mossieri es exquisita y la fórmula perfecta para poner a bailar hasta el más amargado de tus cuates.

Midnight flowers es un muy bien estudiado conjunto de 10 rolas que representan una verdadera montaña rusa llena de emociones fuertes. Pero al final, todo es alegría.

Es todo.

Escúchenlo completo.

Saludos ardidos.

Espanto!

Tagged , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: