Terapia en 10 días [10/10] – B.B.

Domingo. 10am. Una ligera resaca ataca mi cabeza. El entusiasmo por el cierre de un ciclo desborda mi ser. Un par de amigos y un par de familiares me acompañan. Así terminé hoy mi relación con la ansiedad.

Hoy sólo les traigo música deliciosa, llena de felicidad. Algunas de mis absolutas favoritas. Himnos de los que nos hemos adueñado, que se volvieron parte de mi definición hace años y no hay más que una sonrisa al ver hacia atrás, recordarlas y cantarlas con toda el alma.

Son conclusiones que llevan a una buena vida rodeada de gente valiosa. Ya no hay caminos errados.

Broken Social Scene – Anthems for a seventeen year old girl

Mucho antes de que la gente se cuestionara si preferiría ser un Beatle o un Rolling Stone, había una banda que representaba la realeza canadiense. Brendan Canning y Kevin Drew no tenían un género, era música para el alma, sin pretender nada más que mostrar su infinito ingenio, simplemente eran Broken Social Scene.

Era 2002 cuando You forgot it in people llegó. El nu-metal era lo de interés mientras BSS era diferente, adelantado a su tiempo. Tenía un rango de sonidos sorprendente, saltaban de un estilo a otro, experimentaba y entretenía.

KC accidental” -una de mis canciones favoritas hasta la fecha… salten al minuto 7:00- y “Lover’s spit -conocidísima en el mundo de los soundtracks– marcaban los extremos de lo presente en un maravilloso álbum sin piezas débiles, sin embargo había una canción que destacaba. Era la canción en donde Emily Haines -ahora parte de Metric- y Leslie Feist -por siempre amada- brillaban.

Anthems for a seventeen year old girl” contaba una historia en la que una versión pasada de nosotros nos hablaba. Un “yo” más joven salía a la superficie y nos recordaba lo que fuimos, lo que dejamos de ser; nos pedía que no lo olvidáramos.

Park that car, drop that phone, sleep on the floor, dream about me.

Used to be one of the rotten ones and I liked you for that.

Now you’re all gone, got your make-up on and you’re not coming back

Sigue siendo totalmente relevante, vigente y grandioso. Sin duda, el aparente regreso de BSS es una de las cosas más emocionantes del 2013.

Spiritualized – Ladies and gentlemen, we are floating in space

Jason Pierce o J. Spaceman -para los cuates- es el autor de la condición humana hecha canción. Su mensaje es simple, promete querer a alguien para siempre y lo único que quiere es que lo quieran. ¿Quién no?

El space rock nunca vio una época como la que trajo Spiritualized en 1997. Leí hace unos días que hay quien cree que “Hey Jane“, protagonista de su más reciente álbum Sweet heart, sweet light, es la obra maestra de Spaceman y sí, es una chulada. Pero en mi cabeza no hay como superar lo siguiente…

Ladies and gentlemen we are floating in space, el más aclamado de los siete discos en su historia, es hogar de una maravilla que le dio título al álbum.

I will love you ‘til I die

and I will love you all the time,

so please put your sweet hand in mine

and float in space

and drift in time

Bienaventurado aquél que presenció esto hace unas semanas en el D.F.

Hace unos cinco años buscaba el origen del nombre de esa canción, me parecía absolutamente hermoso. De lo que encontré, compré un libro que mencionaba lo siguiente. La inspiración.

Sólo los filósofos emprenden ese peligroso viaje hacia los límites extremos del idioma y de la existencia.

Algunos de ellos se quedan en el camino, pero otros se agarran fuertemente a los pelillos de la piel del conejo y gritan a todos los seres sentados cómodamente muy dentro de la suave piel del conejo, comiendo y bebiendo estupendamente:

-Damas y caballeros- dicen. ¡Flotamos en el espacio!

Pero esos seres de dentro de la piel no escuchan a los filósofos.

-¡Ah, qué pesados!- dicen.

Y continúan charlando como antes:

-Dame la mantequilla. ¿Cómo va la bolsa hoy? ¿A cómo están los
tomates? ¿Has oído que Lady Di espera otro hijo?-

El mundo de Sofía – Jostein Gaarder

Interpol – Leif Erikson

No habría conclusión de nada si no supiera donde comencé.

“Escribo porque no sé volar” firmó una amiga en una pintura sobre su cama. Después de meses de terapia, podría decir que escribo por que es la mejor forma de volar. Escribo sobre música por que es la forma más sencilla de intentar entender al mundo. Esa placentera lucha eterna.

Este gusto se lo debo a una sola banda. El origen de la melomanía. Turn on the bright lights es mi disco favorito, hecho por mi banda favorita. “Leif Erikson” es aceptar nuestros defectos para nuestros ojos y los de los demás. Desde el inicio sabía que quería terminar con esto.

It’s like learning a new language

as we catch up on my mind.

If you don’t bring up those lonely parts

this could be a good time.

It’s like learning a new language.

You come here to me.

We’ll collect those lonely parts and set them down.

You come here to me…

Al final tenemos lo que nos hemos buscado. Dejamos lo que nos arrastra. Nada está tan mal. Nunca entenderé muchas cosas que ocurrieron pero ya no necesito hacerlo. Así puedo funcionar. Tengo un motivo y promesas que cumplir.

Mis amigos, mi futuro y todas estas canciones son todo lo que necesito.

Terminan las crónicas de mi terapia. Celebro.

Benito Bodoque.

10/10

Tagged , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: