Terapia en 10 dias [07/10] Un nuevo lugar

Al final de todo debe de haber un objetivo. Es esa meta la que nos hace dar el siguiente paso, lo que nos mantiene moviéndonos, lo necesario para evitar el estancamiento. Para algunos puede ser encontrar a alguien especial o ver a la banda de sus sueños en vivo, ser felices… para mí, el objetivo actual es una posición geográfica. Estando tan cerca y tan lejos de todo lo que quiero, me veo pensando en que sin la motivación que representa esa ciudad, mi situación mental sería muy diferente.

Esa ciudad es música, es cultura, es emoción, es el futuro. Londres. ¡Dios! Claro, es imposible pensar en la escena actual inglesa sin hablar de The XX, James Blake o Jake Bugg. Sin embargo, hoy les traigo a 3 exponentes ingleses, jóvenes y prometedores que de inmediato me hacen pensar en el futuro: el té, los fish and chips y el potencial de una nueva vida.

Blaenavon – Into the night

Harris McMillan, Frank Wright y Benjamin Gregory Liphook, directitos de Hampshire, llamados “los futuros Foals”. Yo les llamo “promesa”. Con únicamente dos canciones formalmente liberadas al mercado, me hacen pensar, con una sonrisa en la cara, en qué he hecho con mi vida. ¿Por qué? Porque esas tres personas ni siquiera tienen edad para beber legalmente y ya están en el ojo del huracán. Con sólo 17 años y una voz híbrida de Yannis Philippakis y Harry McVeigh, con “Into the night” y “Denim patches” me pusieron a bailar sin chambelán.

Aún con acné.

Aún con acné.

Parte importante y gratamente sorprendente, es que en su juventud -divino tesoro-, este trío tiene una capacidad no sólo técnica sino también lírica. “Escribe lo que sabes”, dice el proverbio y me pregunto qué pudieron haber vivido estos jóvenes para escribir así. Sea como sea, sin duda, no había meneado tan instintivamente la cabeza en mucho tiempo. Una banda para mantener en nuestro radar.

Mistakes have gone, time’s taken its toll.

All that remains is a emptier hole.

Break it down, you break it down

El video no lo entiendo. -Mira, una baba verde en el suelo, claramente radioactiva… potencialmente mortal. La embarraré en mi cara-.

Esperen el 2:08 de “Denim patches” con ansias. Un crecimiento verdaderamente bello.

Es lindo encontrarse con ese potencial tan maravilloso.

Peace – California daze

Una de las bandas en letras chiquitas que es imperdible durante el Corona Capital. Me atrevería a decir que sin tomar en cuenta a los headliners, junto con Grimes, es LA banda a ver. Es bastante sencillo: tienen el carisma, tienen las canciones para ponerte a zapatear y tienen los himnos para abrazar a tus “amiguis” y cantar hasta que se te salgan los pulmones. Después del mágico Delicious EP, In love llegó a nuestras manos el mes pasado y fue “casi” todo lo que esperábamos. Era difícil cuando tus cartas de presentación eran “Bloodshake” y la épica “1998” pero el álbum cumplió el objetivo con sus apropiadas explosiones en éxtasis.

Sea como sea, una original del EP que se convirtió en el cierre del álbum es ahora un himno para nuestra generación, o por lo menos para mí. Es el pep-talk de un verdadero amigo cuando tuviste un mal día. Es absolutamente hermosa. Cántele.

El coro del año. El coro de mi vida.

She tastes like sunlight

and she’s always gonna be there in the back of your mind.

Is there time to rewind?

Were you born to live or born to die?

Forget and forgive, there’s a place you can live

Palma Violets – Best of friends

Hay cierto grado de división en mi cabeza en cuanto a Palma Violets. La primera vez que escuché de ellos fue en una reseña de Best of friends en la que ponían a la banda en un pedestal enorme… “el futuro del rock inglés”, les llamaban. Escuché la canción y sí, me pareció fascinante. Tenía todos los elementos para convertirse en una de las canciones emblemáticas del año, pero ¿el futuro del rock inglés? No. “Best of friends” fue llamada la mejor canción del 2012 por NME y es una chulada de canción… tienes esos aires de The Libertines que tanto amábamos, pero al escuchar 180 –primer álbum de la banda-; me quedo con muchas dudas. Definitivamente tienen mi atención, tal vez su fuerte radica en sus presentaciones en vivo.

Ustedes podrán afirmar o rechazar esta hipótesis durante el Corona Capital. Creo que esta canción y la curiosidad son suficientes para regalarles una hora a estos jóvenes de Londres.

I wanna be your best friend.

I don’t want you to be my girl

La rola esencial de la friendzone. Más claro ni el agua.

Ya me vi, chavitos.

Y no dejo de pensar en una frase que queda como anillo al dedo: “Aquél que guste de viajar feliz, debe viajar ligero”. Estoy haciendo mi tarea.

Paciente, estoy listo para algo nuevo. Me está esperando, está cerca y está en mis manos.

Benito racional.

07/10

Tagged , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: