Montañas que crecen, ciudades que se mueven

Estoy de regreso y qué bien se siente. Llevo 5 minutos sentado frente a la pantalla y mis dedos fluyen sobre el teclado como mantequilla untada a un croissant recién sacado del horno -miren, este tipo de ridículos símiles son el resultado de largas ausencias del arenero… las vacaciones, pues-. Un grandioso año está más que en marcha y los gatos ya empezaron a hacer mucho, muchísimo ruido… nomás con el regreso de Panza tenemos para rato. Pero a eso hay que agregarle la osada aventura de Demóstenes por territorios sumamente poperos –algo inusual en este espacio-, el crecimiento casi geométrico de la lista de magníficos descubrimientos musicales por parte del infalible D.G. y un impecable cierre del conteo de lo mejor del año pasado, a cargo de Benito, el buen Bodoque… la mejor forma de empezar el año. Punto.

¿Qué sigue? Pues sigue el humilde Espanto tratando de seguirle el paso a esta pandilla, que va ya a toda velocidad y yo sigo digiriendo el pavo del 24 en la noche. Y es que hoy amanecí con unas ganas grandes de compartir con ustedes un elemento que es ya una constante en mis listas de reproducción: una propuesta fresca, divertida y profunda al mismo tiempo. Hoy viajamos a Kansas City, Missouri; para pasar el rato con The Republic Tigers y su primer -y hasta la fecha último- álbum de estudio.

the republic tigers

“Keep color” es el nombre. La fórmula: dos guitarras -a veces tres-, un bajo, una batería y una voz sincera y que llega a lo más profundo del alma. Una fórmula perfecta, invencible… rock alternativo a todo vapor.

Los primeros diecisiete segundos del álbum nos auguran un viaje espectacular por un mundo lleno de matices, colores y buen humor. La primer rola de 12, “Buildings and mountains”, primer single del disco también; se convierte rápidamente en un himno poderosísimo que, de forma honesta y sencilla, toca unos de los temas más incómodos para la sociedad actual: la caótica civilización, el consumismo desmedido, la destrucción de la naturaleza. Es también mi rola favorita. Vean por qué:

Have you watched the cities move?
Does nature fall before
this age of industry?

Una chulada, ¿no?

El disco avanza, las emociones evolucionan, pero la sonrisa permanece. Una tras otra, las rolas van mostrando lo increíblemente camaleónicos que pueden ser estos chavos: atraviesan estilos como el folk, el pop, el rock clásico… pfff.

Todas y cada una de las rolas tienen lo suyo, pero como no queremos que esto se vuelva una letanía interminable, creo que debo escoger otra rolita para su introducción a sus listas musicales. “Give arm to its socket” es la elegida: un oscuro vistazo a las mentes en guerra, donde no hay malos ni buenos; sólo víctimas, familias destruidas y esperanzas perdidas. Y C4.

C4 in my pocket
and I’m ready to show you what for.
You got no idea what’s in store,
there’s going to be an uproar

De-Li-Cio-So.

Ahora me retiro, compañeros.

Disfruten, disfruten.

Saludos felinos.

Espanto!

Tagged , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: