Love will tear us apart, again

Éste es un clásico de clóset de mis favoritos.

Uno de mis colegas gatunos nos pasó el dato sobre la publicación de los horarios del Corona Capital y con esto nos transmitió un dilema en el que se encontraba: ¿Florence and the Machine o New Order?

Mi cabeza no dejaba de dar vueltas con respecto al por qué de la duda, si a mi parecer la respuesta era más que obvia.

Florence and the Machine es una de las bandas que me hubiera encantado ver. Sin embargo, con todo el respeto que se merecen, no creo que esté al nivel para compararla contra la institución que representa New Order.

Dentro de un cartel maravilloso, lleno de juventud, experiencia y variedad; creo que no hay banda que agregue más valor que los originarios de Salford, Inglaterra.

Ellos traen la experiencia, la esencia de los 80’s, la influencia que tantas otras bandas agradecen y seguramente nos regalarán un viaje a través de los años; desde el renacimiento de las cenizas del post-punk revival hasta su historia en la escena dance y post-disco, que muchos de ustedes aman en la forma de los Pet Shop Boys o The Killers.

Comencemos un viaje con la maravillosa “Ceremony“. Grabada originalmente por Joy Division, se convirtió en el primer sencillo en la historia de New Order. Totalmente inolvidable, fue uno de los últimos regalos que dejó Ian Curtis para la posteridad.

Moviéndonos al punto cumbre de New Order durante el post-disco, la canción más obvia para ejemplificarlo sería “Blue Monday“, sin embargo, me moveré por otro camino que igualmente representa lo maravilloso del sintetizador icónico de la banda. Se llama “Bizarre love triangle” y por siempre la amaré.

Every time I see you falling,

I get down on my knees and pray.

I’m waiting for that final moment

you say the words that I can’t say

Dando un brinco de casi 20 años, podemos ver al New Order “moderno“, a aquel que con más de 25 años de experiencia aún tiene la capacidad de influenciar literalmente a bandas de un calibre enorme en la actualidad como lo es The Killers. Se pudieron haber movido dentro de un amplio rango en un género, sin embargo, nunca perdieron una onza de calidad.

La música habla por sí misma y como saben, soy partidario del “gusto real = gusto al origen“. Cerremos el círculo con la más grande… recordemos y por siempre disfrutemos el legado de Ian Curtis, Bernard Summer, Peter Hook, Stephen Morris y Gillian Gilbert.

When routine bites hard,

and ambitions are low.

And resentment rides high,

but emotions won’t grow.

And we’re changing our ways,

taking different roads…

Love, love will tear us apart again.

New Order viene a unir generaciones, viene a presentar un legado, viene a ponernos a bailar, viene a hacernos sentir lo que hace años y de manera intermitente nos regalaba con cada uno de sus discos. New Order es historia, vestigio y monumento de una marca en la música que dejó Ian Curtis.

Durante el evento tendrán que hacer sacrificios, todos lo haremos, pero sin temor a equivocarme les puedo decir que New Order es algo que les valdrá la noche entera.

Agradezco tanto el haber crecido en una casa donde “Blue Monday” es un himno y estoy seguro que junto con dos o tres bandas más, New Order hará de mi fin de semana “Capitalino” uno para recordar para siempre.

Brincos de emoción.

Benito Bodoque

Tagged , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: