Inspirando a una generación

Debo confesarles que estoy un poco agüitado… ¿la razón? La verdad es que el día de ayer concluyó fugazmente uno de los eventos más esperados por su humilde interlocutor de los últimos años. Fueron cuatro largos años de paciencia y conjetura y escasos 17 días de magia deportiva. Así como llegó el momento del inicio, así como se cosecharon medallas una tras otra, en un abrir y cerrar de ojos; la atención del mundo dejó de estar sobre Londres y nuestras vidas continuaron en su curso normal. Pero ya nunca seremos los mismos. Hemos sido testigos de un singular evento que logró, en todos los sentidos de la palabra, unir verdaderamente a la humanidad. Llenarnos de esperanza, nervios, lágrimas, orgullo, frustraciones, victorias y derrotas. Sacar sonrisas a absolutamente todo el planeta. Logró que naciones enteras dejaran atrás, aunque fuera por escasas dos semanas, sus diferencias y a través del deporte, mostrar lo mejor de lo mejor de la humanidad… ¡qué belleza! Hemos sido testigos, en pocas palabras, de uno de los más bellos eventos de la historia moderna del hombre, un evento que se repita cada 4 veranos. Londres cumplió… así de sencillo.

Y es que, además de dos semanas y cachito de intensa competencia deportiva, Londres nos ha regalado dos ceremonias como pocas ha habido. Una de inauguración, que fue capaz de mostrarnos muy a-la-Boyle -Danny Boyle, aclamado director de clásicos como Trainspotting, Exterminio y Slumdog millionaire; fue el encargado de darle vida al espectáculo de apertura- momentos clave de la riquísima historia de Inglaterra y una de clausura, enfocada casi en su totalidad a la grandiosa, GRAN-DIO-SA música inglesa. Y es de eso, mis queridos lectores, de lo que vengo a platicarles hoy -después de una, ahora que releo, extensísima introducción… ¡disculpen ustedes!-. Vengo a plasmar en algunas líneas lo anonadado que me dejaron el día de ayer. Vengo a compartir con ustedes los cinco momentos musicales que fueron clave -para su servilleta- en lo que podría considerar fácilmente como una de las mejores ceremonias olímpicas de la historia. Punto.

La lista es la siguiente. No está necesariamente en orden.

– La irreverente vuelta al estadio olímpico a cargo de los Pet Shop Boys interpretando “West End girls“.

– John Lennon. Sí, John Lennon hizo su aparición en la ceremonia en compañía del coro infantil de Liverpool, ciudad natal del genio. Los organizadores nos regalaron un video remasterizado por la propia Yoko Ono, del clásico de clásicos “Imagine“.

– La aparición de Muse, los encargados de componer la polémica “Survival“, himno oficial de las Olimpiadas.

– La grandiosa presentación desde el más allá de Freddie Mercury y sus inmortales compañeros -Brian May y Roger Taylor- quienes acompañados por Jessie J. revivieron “We will rock you“.

– El PERFECTO cierre a cargo de The Who, quienes nos llevaron al pasado con su gran himno “Baba O’Riley“.

Y mi momento favorito.

El supergrupo formado por Nick Mason -baterista de Pink Floyd-, Mike Rutherford -a cargo de las guitarras del extinto Genesis-, Richard Jones -bajista de The Feeling- y Ed Sheeran -una reciente explosión británica a cargo de la IMPECABLE interpretación vocal y guitarra-; hicieron vibrar a presentes y televidentes con “Wish you were here“, una de las composiciones más enigmáticas de rock inglés.

Después de buscar por un par de horas, encontré el siguiente video. Es una pésima grabación y tiene sonido garrafal, pero lo escogí por dos razones… 1.- Es realmente lo mejor que encontré y 2.- No podemos negar que nuestro paisano haciéndola de comentarista y conocedor profundo de los secretos más íntimos de la música británica, sumado a ese pequeño logo en la esquina inferior derecha, símbolo de la mediocridad y la ignorancia –El canal de las estrellas, para aquellos despistados-; le ponen un poco de glamour a la cosa. Disfrútenlo tanto como yo.

Me hubiera gustado, de verdad, regalarles videos de cada uno de los momentos que seleccioné, pero lamentablemente y debido al poco tiempo que ha transcurrido desde la transmisión en vivo del cierre, no hay muchos -puse entonces, los que logré rescatar de la jungla de porquerías que hay en la red-. Les prometo que seguiré buscando y cuando llegue la hora, atascaré este espacio con todas las mencionadas joyas.

Ha llegado la hora, después de esta cortísima intervención, de despedirme.

Los dejo.

Disfruten, disfruten.

Pura paz

Espanto!

PD. Este post va dedicado a todos y cada uno de mis colegas felinos, porque pues… ¡son la neta!

Tagged , , , , , , , , , , , , , , ,

2 thoughts on “Inspirando a una generación

  1. O.M.H says:

    Tellurian cats

    I haven´t been able to follow the blog as I´d like to, too much work, too little time, too much time invested in front of a computer with blocked access, just makes it difficult. This entire whiny sentence is just to say that I don’t know if you´ve already posted something or if you’re aware of Tunng’s existence. I believe that more than one of the eager cats of the gang may like it or find it interesting. Please “give it an ear” and delight us with a post or reply with the existent one.

    • Espanto! says:

      Hello there! Thanks for such a valuable suggestion! I did NOT know of the existance of this band, but of course I will “give it an ear”! Thanks again! =)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: