El arsenal completo

Señores y señoritos de la pandilla, les cuento que decidí darme un gusto antes de que mis vacaciones finalizaran y quise llenarme de muchísima energía para empezar el último semestre de este 2012 y qué mejor gusto que asistir a uno de los 8 conciertos de la gira de Metallica llamada El arsenal completo.

Y es que dicha gira hace honor a su nombre, desde el momento que ingresas a las instalaciones del Palacio de los Deportes y ves el majestuoso e imponente escenario de 360° y esperas con ansias el tradicional anuncio del vocalista, diciendo lo feliz que está de tocar… y unas cuantas indicaciones pertinentes. Un apagado de luces hace que la audiencia enloquezca y cuando empieza a reproducirse una grabación de “The ecstasy of gold” en su versión con la orquesta sinfónica de San Francisco, nos indica que ya se dejó venir lo bueno. No se terminaba de erizar mi piel cuando iniciaron con los poderosos riffs de  “Creeping death”, el público gritaba eufóricamente cuando el piso del escenario se convirtió en una pantalla que transmitía imágenes alusivas colores y formas durante las canciones.

Todos los asistentes se preguntaban qué canciones cambiarían en su setlist y si se entregarían de igual forma en la cuarta de ocho fechas programadas en la Ciudad de México, si la energía sería igual después de 30 años de carrera musical de este cuarteto  californiano de trash metal que llena completamente el recinto durante sus conciertos.

Continuaron entonces con “For whom the bell tolls” y “Fuel”, desplegando una pirotecnia  fascinante,  que hacía subir cada vez más los ánimos de la audiencia. Unas pantallas en forma de ataúd bajaban y se movían arriba del escenario proyectando imágenes junto con 4 brazos robóticos de luces que nos impresionaban con la tecnología que hacía más didáctico el espectáculo.

Cuando inició “Ride the lightning” apareció una silla eléctrica que emitía rayos… los brincos, slams y coros aumentaban y al terminar dicha canción, abandonaron el escenario para dar paso a explosiones, detonaciones, más fuegos artificiales, bengalas, humo,  sonidos de helicópteros y radios que anunciaron a “One” y junto con esto se desplegaron pantallas gigantes semitransparentes que transmitían sombras de soldados caminando, evocando la guerra -además de la pantalla del piso del escenario-.

Luego algo que me impresionó fue en “Cyanide”, el piso del escenario tenía imágenes de gusanos, las pantallas del techo en forma de ataúd bajaron muy cerca al público y tenían imágenes de personas atrapadas dentro de dichos ataúdes retorciéndose, desesperándose,  alterándose y eran bastante reales e impactantes. La siguiente canción fue “The memory remains” en la cual en el escenario se veían imágenes de su presentación en el Foro Sol, concierto en el cual hasta lloraron de la emoción y al terminar dicha canción continuaron con  “The four horsemen”.

Durante todo el concierto, el front man nos dejó claro a todos que Metallica amaba a Ciudad de México, que eran parte de la Metallica family y que saben que sus fans mexicanos son entregados y llenos de energía en cada uno de los conciertos y por eso prometen dar siempre lo mejor de ellos en el escenario.

Siguieron con “Sad but true” y durante esta empezaron a armar pieza por pieza la estatua de  Doris –la dama de la justicia- símbolo de su trabajo … And justice for all y cuando dicha canción empezó, la estatua comenzó a girar y a cobrar vida, hasta desplomarse por completo. El escenario era un desorden total. Continuaron con “Fade to black” y con “Master of puppets” mientras bajaban de nuevo las pantallas semitransparentes y salían de piso de todo el escenario cruces iluminadas dando vida al significado de la canción.

Continuaron con “Battery”, “Nothing else matters” y “Enter sandman”, en donde sucedió un “accidente” épico: cayó uno de los escombros del techo del escenario sobre uno de los staff members y otro de ellos se incendió, corrió y lo asistieron con extinguidores, mientras  la audiencia enloquecía y todos nos preguntábamos si era real, si era parte del show y el vocalista anunció que habían 2 personas heridas, que el escenario estaba destruido y que aun así seguirían tocando. Dieron entonces inicio a “Helpless” –un cover de Diamond Head- y finalizaron con “Seek and destroy”, mientras caían del techo balones enormes negros que decían “Metallica”, salió un enorme excusado del que sale una mano empuñando una espada y que contiene la leyenda “Metal up yer ass“, fue el protagonista en esta canción.

Finalizando, como es costumbre los integrantes agradecieron al público, regalaron sus picks –plumillas o púas-, bolígrafos, baquetas y varias pancartas eran lanzadas al escenario donde celebraban el cumpleaños número 49 de James, el vocalista quien recibió una avalancha de pasteles de crema batida y serpentina en spray para festejar.

Al salir y escuchar los comentarios de la gente,  lo que mas se oía era que no estuvo tan mal a pesar de ser en El palacio de los rebotes, ya que unas telas intentaban evitar este fenómeno acústico y otras personas decían que el concierto de hace 3 años realizado en el Foro Sol nunca iba a ser superado. A mí me pareció excelente, es mi primer concierto en este bello país y ya puedo ver por qué a esta banda legendaria le gusta tanto dar conciertos en la Ciudad de México… sus fans son fieles seguidores y no importa cuántas veces toquen, ¡siempre están con las mismas ganas de verlos!

¡Un saludo para todos! =)

Att: un lindo gatico

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: