Del repele a la admiración… Dirty Loops

Respetable raza telúrica, espero que se encuentren bien este penúltimo jueves de mes, tratando de mantenerse bien alejados del estrés que a muchos les provoca el evento que va a tomar lugar el próximo fin de semana. Fuera de querer entrar en tertulias electorales, voy a utilizar este nublado jueves 21 para presentarles la mera machaca de las redes electrónicas… Lejos de caer en el hype que provocaron en su momento los Vazquez Boys, Andy McKee y otras joyas del internet; este trío lleva el concepto de “cover” a niveles ridículamente increíbles.

Si ustedes creían que el readaptar una rola de Adele resultaba una empresa por demás complicada, por lo que sus canciones representan y por la enorme calidad musical impresa en las mismas; imagínense tomar una rola que colma el plato de la mayoría de la gente que conozco en menos de 3 décimas de segundo… ahí les va la historia.

Hablando con el guitarrista del grupo en el que toco, salió a la conversación el tema de “rolas realmente malas” y no pudimos pasar por alto la opus máxima del vatillo del momento, Justin Bieber… me refiero a “Baby” y sé que esto va completamente en contra de los preceptos del blog, pero denme chance de acabar porque juro que va a valer la pena. Como ya dije, resulta titánico tomar una rola repudiada y convertirla en una obra de arte que hasta Nathan East -uno de los mejores bajistas de estudio del mundo- festeje y disfrute.

Jonah, Henrik y Aaron son originarios de las gélidas tundras nórdicas -de Suecia para ser más específicos-, jóvenes estudiados en el arte musical y cuyas capacidades interpretativas, de ejecución y adaptación no son equiparables a nada de lo que haya escuchado en muuuuuucho tiempo. Logrando generar un enorme espectro musical a partir del ensamble bajo/teclado/batería, Dirty Loops le otorga un giro inesperado y agradable a canciones que si bien la armaron en el mercado, a nosotros musicofílicos nos dejaron con severos problemas de indigestión.

Aún sin un material discográfico propio -que ya se anuncia para fines de este año-, la lista va desde “Rude boy” de Rihanna hasta “Rolling in the deep” del sweetheart de la galaxia, Adele… ustedes me dirán si no está nutrida y variada la playlist. Para no hacerla más de emoción, los voy a dejar con la rola que me obligó a notificarles acerca de estos brothers… “Baby”. La verdad no encuentro palabras -porque francamente FALTAN- para describirles lo que opino y lo que me evoca, pero puedo asegurarles que jamás se hubieran imaginado algo así. PALABRAS MAYORES.

Justin Bieber no merece una segunda oportunidad -no sé quién fue el macho que le dio la primera-, pero me atrevo a decir que la adaptación de su basura es ya una de mis canciones predilectas.

Abrazos de día de Júpiter/Zeus… o la deidad que quieran.

Siempre suyo.

Don Gato

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: