Teloneros en el Sol

Mis queridísimos visitantes al arenero: ¡feliz viernes!

Hoy voy a platicarles de un hermoso descubrimiento que hice recientemente. Hace un par de semanas tuve la magnífica aventura -muy al estilo Tellurian- de disfrutar junto con mis camaradas Tom y Panza -y mi media toronja, por supuesto- el gran, gran… ¡gran! concierto de Radiohead. Sí, señores. Una experiencia irreal. Y aunque podría dedicar este post de viernes a una de las bandas -y lo digo con mucha seguridad- preferidas de la humanidad, lo dejaré para otro momento más oportuno.

Entonces, ¿qué demonios tengo planeado para este post? Pues la respuesta es sencilla: voy a hablar de la grata sorpresa que me llevé al escuchar a Other Lives, el primer conjunto “telonero” de la noche.

Estos chavales provenientes del país al norte, de Oklahoma para ser más exactos, lograron con 6 rolas lo que muchos otros grupos no logran con 10 álbumes: atraparme por completo. Sigo maravillado, después de dos semanas, de la energía con la que se treparon al escenario y helaron los espíritus de los más de 50 mil presentes. Estaba lloviendo, hacía frío, estábamos hambrientos y todos, todos comíamos ansias para que Thom Yorke iniciara con sus travesuras. Nada de eso importó. Por alrededor de 40 minutos, el público entró en paz… y escuchamos.

Iniciamos el bello trance con “As I lay my head down“, tomada de su última producción “Tamer animals”. Cargada de energía, cargada de sentimiento, es una rola que nos invita a reflexionar sobre las pequeñas cosas. A observar, a entrar en paz y ser felices con los resultados de las cosas.

Siguieron, bajándole al ritmo pero no al sentimiento, con otra rola de “Tamer animals”: “Old statues“, un buen momento para entrar en trance, moverse con el ritmo del público y pensar en la vida.

Ya entrados en materia, siguieron apantallando, esta vez con una rolita sobre la imaginación, el increíble poder de la mente y aquellos viajes milenarios que damos sin movernos un centímetro: “For 12“, también de “Tamer animals”.

En ese momento, el público ya estaba empapado. Pero daba igual. La conexión con las notas que salían de los amplificadores se había tornado irrompible y cuando tocó el turno a la pieza homónima de “Tamer animals”, mis piernas se hicieron como mantequilla. Espeluznante.

Acabábamos de escuchar una sutil -y a la vez agresiva- crítica a nuestro estilo de vida citadino: como animales mansos, domesticados, sin escapatoria.

La rueda seguía girando. Los severos golpes musicales seguían cayendo y todos contentos. Para cuando “Weather“, otra rolita del mismo disco que todas las anteriores, apareció, ya era demasiado. No sé qué era más increíble, si el agradecimiento sincero de Other Lives por haberles dejado presentarse ante tan imponente público como lo es nuestra gente, o el grato asombro de los que estábamos abajo, sonriendo.

Y, llegó el final. Other Lives dejó el escenario tocando -sonrientes y tranquilos- “Dust bowl III“, una poderosa canción centrada en el resurgimiento y la esperanza.

Increíble!

Así se despidieron.

Fue una muy grata sorpresa y el show apenas comenzaba.

Disfruten de la magia de Other Lives tanto como yo lo hice. Éste es un buen momento.

Sin más que decir, pero con un torbellino en mi cabeza, me despido.

Pura paz

Espanto!

Tagged , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: