Mis chicas: Regina Spektor

Hola nuevamente mi querida audiencia felina. Hoy les escribo continuando lo que espero sea una “bonita tradición“: mis chicas. El día de hoy les traigo a una reina de reinas, Regina Spektor. Para mí ella representa el sincretismo de miles de sonidos, sentimientos, pasiones, inocencias, sensibilidades, durezas, verdades, mentiras, complejidades, simplezas…. todo en un inconfundible e inimitable tono de voz que parece hacernos un guiño cada vez que una melodía deja sus labios rojos. Regina Ilyinichna Spektor es una treintaydosañera oriunda de Moscú. Habiendo crecido en tiempos de la Unión Soviética, acercarse a la música “de moda” no era sencillo. Su padre solía conseguirle grabaciones de Los Beatles, Queen y The Moody Blues a escondidas desde Europa del este, o haciendo “trueques” con sus amigos. Teniendo la música literalmente al alcance de un click, ¿puede alguno de ustedes imaginar la magnitud de esto? Cuando tenía poco más de 9 años, la Perestroika había permitido a los rusos migrar legalmente por primera vez desde el régimen soviético. Es entonces cuando, siendo judía, sus padres deciden que tendrían una mejor oportunidad de salir adelante en otro país y son finalmente aceptados en calidad de refugiados en los Estados Unidos. Decirle adiós a su Petrof no fue nada fácil…

Regina Spektor creció en el Bronx, sin olvidar su herencia rusa y estudió piano clásico en el Manhattan School of Music para posteriormente interesarse en el hip hop, rock y punk que había a su alrededor. En el 2001 completó su programa de composición del Purchase College. ¡Órale! ¡Aquí tenemos un músico estudiado! Pronto empezó a componer asegurando que ella no escribe música sino que la música fluye a través de ella. Su música, casi IMPOSIBLE de categorizar, ha sido asociada con géneros tan variados y exóticos como el anti-folk, pop barroco, blues, indie rock y hasta beat box. Sí claro, pueden sentarse y reírse de esto. ¿Quién puede fluctuar tanto de géneros? El último de los términos que le fue acuñado es “alternativa“… jaja… la forma como la mente de algunos obtiene paz en cuanto a poner a todos los músicos en un solo cajón.

A la Srta. Spektor se la conoce a través de su música, es la única forma de comprenderla -o mejor aún, disfrutarla-. Les dejo para empezar a ponernos en tono un video de su segundo álbum “Songs”, lanzado en 2001. Aquí podemos apreciar 3 cosas que serán predominantes en la música de Spektor: el sonido juguetón -casi rayando en lo infantil- de sus arreglos; cambios de tonalidad y armonías atípicas y un bajo ostinato directamente extraído de la música barroca. Notemos también la influencia “bronx” predominante en sus primeras composiciones.

Ahora avancemos un poco más en el tiempo. Llegamos al 2006 dónde su álbum “Begin to hope” pondría a Regina Spektor en la escena internacional para quedarse. Personalmente lo considero una obra maestra que explora todo lo que Spektor puede ofrecer al mundo en un maestro resumen de 12 canciones. Tengo tantos problemas para elegir solo una canción que les dejo de tarea escucharlo todo. Cada canción explora un lado artístico tan diferente de ella que fácilmente cada una de ellas podría ser tema central de su propio álbum. Asumiendo que ya escucharon “Fidelity“, “On the radio” y “Better“, les dejo esta interpretación en vivo -como ya saben, siempre las prefiero- para su deleite personal. Su piano, fiel compañero, así como sus rojos labios serán parte de la identidad que Regina Spektor se ha forjado con el tiempo.

Mi favorita de todos los tiempos, del mismo álbum, se las dejo a continuación, en una carismática, profesional y magistral interpretación en vivo en Londres. Imposible no enamorarse de esta mujer…

You are my sweetest downfall

I loved you first…

Su quinto álbum “Far”, nos presenta más y más de Regina Spektor, siempre fiel a su genética necesidad de innovar. En “Eet“, primer sencillo que se desprende del álbum encontramos un concepto un poco más convencional en lo que a armonías se refiere. Esto bajo ningún concepto se traduce en falta de calidad. El nivel de perfección con el que Spektor cuida los arreglos de todas sus canciones hace que un piano base, un bajo, una batería y un ligero beat boxing, encuentren su lugar perfecto de equilibrio para complementar un melodía seductora y honesta. La arbitrariedad, aparente desorden y callada incongruencia de muchos versos de Regina Spektor contribuyen a lo etéreo de su concepto haciendo fácil para cualquier persona experimentar su música diferente y obtener un significado distinto. A continuación, “Eet“. Enjoy!

El 2012 verá el lanzamiento de su nuevo álbum “What we saw from the cheap seats”. Su primer sencillo “All the rowboats” ya se encuentra disponible en iTunes -¡está muy bueno!-. Para entusiasmarlos, cierro mi post de hoy con un pedazo de letra, sin música, pero que no dudo los atrapará en esta misteriosa canción…

All the rowboats, in the paintings

they keep trying to row away

and the captain’s worried faces

stay contorted and staring at the waves.

They’ll keep hanging, in their gold frames

for forever, forever and a day

all the rowboats, in the oil paintings

they keep trying to row away, row away

Hasta pronto Jerry.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: