El Molotov sudaca

Jóvenes ilustres y tres veces heroicos, me dirijo a ustedes de nueva cuenta desde este bote de basura para entablar tertulia musical después que les fallara de gran manera el día martes. El puente se avecina con peligro y naturalmente, hay que empezar a cargar esas playlists con música que amenice los trayectos, a donde sea que éstos vayan a llevarles.

Como bajista, uno de mis géneros favoritos es el funk en todas sus variantes -aunque a aquellos que son guitarristas o bateristas no les agrade tocar lo mismo por 4 minutos-. De manera extraña, la música en español ha incursionado muy poco en este género… ya de por sí la música en español está sobrevaluada y desestimada, sería una auténtica tontera entrarle a un estilo prácticamente desconocido y por tanto, que suele ser recibido muy a regañadientes por el respetable. Afortunadamente, siempre hay alguien a quien lo anterior LE VALE MADRE y hace lo que quiere porque simplemente siente que ése es el canal más adecuado para expresarse.

Colocándonos en el escenario nacional, se armó una enorme revolución de la que todos formamos parte cuando Molotov vio al luz ya hace algunos años. Si bien la música era simplemente rock -muy bien hecho, por cierto-, eran las letras lo que le daba el toque que los ha hecho prevalecer en nuestro gusto por tanto tiempo. En otros frentes latinoamericanos se gestaban movimientos similares de una enorme convocatoria y que sobre todo, plasmaban el día a día de una sociedad reprimida y en búsqueda de panoramas más amigables y prósperos. Muchas situaciones de las que nuestros jefes o nosotros mismos vivimos, eran muy parecidas en lugares como Chile, por ejemplo… lugar de donde proviene la banda de la que hoy les voy a hablar.

Chancho en Piedra es el nombre de esta agrupación de funk rock, influenciada ridículamente por los Red Hot Chili Peppers de finales de los 80’s. Compuesto por los hermanos Ilabaca -guitarra, bajo y voz-, Eduardo Ibeas -voz y teclado- y Leo Corvalán –batería-, este cuarteto andino lleva casi 20 años divirtiendo a propios y extraños con los temas de sus canciones y poniendo a bailar a multitudes. Con 8 materiales de estudio, 2 recopilaciones, 2 DVD’s y un estilo único de interpretación y presencia escénica; CeP se ha convertido en un grande del rock en español. Moviéndonos a su segundo disco “La dieta del lagarto”, les presento una de sus rolas más conocidas… “Viejo diablo”.

Su tercer disco “Ríndanse terrícolas” tiene una de mis canciones favoritos de estos jóvenes… “Locura espacial”, que habla de la paranoia social típica de los países en vías de desarrollo.

De ahí, nos podemos mover al #6 “Desde el batiscafo”, donde se destapan con un funk agresivo y bastante elevado. De acá, calen “La vida del oso” y “Jueves locos”. De éstas, se puede uno explicar por qué abrieron la primera gira de los RHCP por Chile. Slap, riffs perrones y letras divertidas… no se necesita más.

Para terminar nuestro recorrido musical, citemos su disco “Combo show”… que me atrevería a decir que es la analogía al “Apocalypshit” de Molotov. Cargado de alusiones al sexo, la impunidad al crimen, rechazo social, etc. es un material donde se nota un sonido cuajado cual gelatina de rompope y una simbiosis entre cada uno de los instrumentos que parece que tocan a ciegas -tal como el Barcelona juega a la pelota-. Para muestra un botón: “Sex shop” y “Siameses”.

Espero esta propuesta les agrade tanto como a su humilde servilleta… no tengan miedo de escuchar cosas nuevas, siempre pueden impresionarse si ustedes así lo permiten.

Desde el batiscafo.

Don Gato

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: