De lo bueno bueno, poco…

Hay una regla natural y universal dentro del mundo de la música, la cual dice que existe una gran probabilidad de que no todas las canciones dentro de un álbum tienen que ser excelentes. Por más bueno que sea el grupo, siempre existe esa gran probabilidad de que una o más canciones de algún disco no te gusten y que parece que las grabaron nada más por llenar. De la misma manera, existe una leve posibilidad de que encuentres un álbum del cual opines que todas las rolas te encantan; que todas son las mejores del disco y que cuando lo reproduces, disfrutas cada una más que la anterior aunque esté en shuffle. Contados son los discos que uno llega a encontrarse así. De eso trata este post.

Es una muy pequeña lista de algunos discos de los cuales recuerdo disfrutar todas y cada una de las canciones igual… que no tienen rolas de relleno. Buenos de principio a fin. Son sólo algunos -de los que me acordé primero- para no hacer tan largo el post. Al final encontrarán una pequeña encuesta para que vote usted por el álbum de su preferencia. A continuación, mi selección:

Incubus – “Make yourself”

Primeramente, debo comentar que Incubus es una de las bandas predilectas de su servilleta. Forjaron mi gusto musical casi completamente hace algunos años y no me canso de escucharlos ni en mil. Su evolución musical a lo largo del tiempo se nota fuertemente, al escuchar un funk profundo, pero ya con síntomas de rock. Posteriormente vinieron sus mejores creaciones, desde mi punto de vista, hasta llegar a ser un rock un poco más comercialón y hasta poperón. De todos ellos, creo que “Make yourself” es mi favorito. Todas y cada una de las rolas sobresalen.

Radiohead – “In rainbows”

Realmente una obra de arte superlativa. Sin duda uno de mis discos favoritos de todos los tiempos. Completo de principio a fin. Contiene sonidos adecuados para cualquier mood debido a la versatilidad de las canciones. Estremece, altera, tranquiliza y pone a mover la cabeza al menos dos veces a lo largo de los 2,559 segundos de sonidos y silencios. Es una creación digna de reconocerse, una de esas que pueden salir sólo de la mente de Yorke. Por cierto, si vas a escuchar este disco, es obligatorio hacerlo con unas bocinas que reproduzcan el sonido con toda la fidelidad y calidad. Si no, mejor no lo escuches.

Bob Marley – “Legend”

Recopilación de Island Records de los más grandes y conocidos éxitos del padre del reggae, mi más grande ídolo. Este álbum salió al aire en 1984, tres años después de que Marley hubiera fallecido. Sin comentarios. Creo que no los necesita.

 

 

The Mars Volta – “Scabdates”

Qué maravilla de disco. Es como un viaje fuera de tu ser. Bueno de inicio a fin. Es un paseo a través de sonidos conocidos de TMV, aunque tocados de tal forma que todo el disco es como una nueva rola, ya que se trata de la recopilación de una gira para “De-loused in the comatorium” y “Frances the Mute” entre 2004 y 2005. Sin duda, uno de mis predilectos. Además de todo, siempre he mostrado una tremenda admiración por los músicos que integran la banda -que no son pocos los que han participado en ese espectacular sonido-. Todavía hay algunos segmentos de la música para los que en ocasiones me falta poder mental para entender la estructura. 100% recomendado. 

The Strokes – “Is this it?”

Primer álbum de estudio de esta banda neoyorkina, emitido en 2001. Es un disco que no contiene canciones de más. Estimula la neurona de manera diferente con cada una de sus rolas. Es un disco para cada mood que se pueda tener. Pueden pasar meses para volver a encontrar este disco en mis carpetas y siempre lo voy a disfrutar de igual forma. Despierta la misma emoción que en aquellos tiempos en los que el indie era algo nuevo y desconocido para mí.

Manu Chao – “Radio bemba sound system”

Todos conocemos aunque sea un poco a José Manuel Thomas Arthur Chao -Manu para los cuates-. La música en los discos de este artista es muy peculiar. Es agradable, amena, sencilla, sin mucha ambición musical y con mucho sentido. Pero cuando Radio Bemba se junta a tocar, es otra cosa… Tal es el caso de este álbum, grabado durante dos noches de concierto para la gira de “Próxima estación: Esperanza” en 2001, en el que tocan rolas tanto de Manu Chao como de Mano Negra, su anterior banda. Es un deleite escucharlo, y sin duda te pone a bailar más de cuatro veces.

Foals – Antidotes

Señor grupo y señor álbum. En mi caso, amor a primer oído. Dicho álbum salió en 2008, y consta de 11 rolas -sin contar bonus-. Como dirían mis colegas de la pandilla “no te pasesss”… Lleno de energía, de una saturación sonora armoniosa, que en ningún momento carece de sentido dentro de cada track. Excelentes músicos, muy creativos y seguros de lo que quieren proyectar en el escucha. Uno de los mejores discos completos que he escuchado últimamente.

Ahora viene la encuesta. Vota por tu favorito en la lista:

Los invito a comentar qué opinan de estos discos y a compartir ese disco que tú crees que olvidé considerar en este post.

Panza

One thought on “De lo bueno bueno, poco…

  1. Comparto 100% “Make yourself” y “Antidotes”, 2 de mis discos favoritos de tooooooooodos los tiempos. A mí se me ocurre completar con “Californication” de los RHCP -me sobran las palabras-, “Kinky” de Kinky -un discazo orgullosamente mexicano- y “Mad season” de Matchbox Twenty. Como bien dices mi estimado Panza, es difícil dar con esos discos pero creo que fuimos afortunados de vivir en una generación donde se ha hecho muy buena música últimamente.
    Saludos desde el más p’allá!
    D_n G_t_

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: