Cuando el sentimiento no necesita palabras: John Butler Trio

Señores, tenemos un problema… van a necesitar pañuelos después de que le peguen el oído a este camarada. Sacado nada más y nada menos que de las calles australianas -leyeron bien, de las calles-, llega a nuestros aparatos reproductores un auténtico prodigio cuasi-autodidacta de la guitarra acústica, un artista en toda la extensión de la palabra: en el dominio e interpretación del instrumento pero sobre todo, en la transmisión de ese sentimiento revuelve tripa.

Mis niños… John Butler.

Les podrá sonar a broma, pero este cuate estuvo peregrinando en su natal Australia, viviendo de lo que su música podía arrancar a los bolsillos de quienes lo escuchaban… Créanme, si lo hubieran visto le hubieran regalado su cartera y sus tarjetas de crédito con todo y la clave. Tal talento no podía pasar desapercibido por mucho tiempo y fue a través de una grabación que tituló “Searching for heritage” -y que sugiere el por qué estaba de guadalupano por las banquetas- que se catapultó a donde realmente debió haber estado desde el principio: los escenarios -o de perdida en la película de X-Men: Origins… con semejantes uñas-.

Butler trató de darle un toque mucho más diverso a sus composiciones -que giran francamente entorno a los arreglos de guitarra que él compone- e incorporó más músicos para no depender tanto del género acústico, que aún hoy se encuentra bastante devaluado. Fue así como lanza su primer disco -producido 100% por él- titulado “John Butler”, el cual contiene una auténtica joya de la música moderna que por supuesto compartiré con ustedes. “Ocean” es una obra instrumental exquisita, prueba de lo sublime que puede ser una guitarra de 12 cuerdas y un simple cajón para llevar el ritmo con el pie… Coméntoles de la misma forma, que esta canción JAMÁS, JAMÁS, JAMÁS la toca igual; por lo que se vuelve un verdadero deleite escuchar las muchas versiones de ésta. Ésta es la que más me gusta y la que me obligó bruscamente a bautizar este post:

Sus 2 discos siguientes -que tienen una clara tendencia al reggae- lo fueron colocando lentamente en el gusto del público local -Australia/Nueva Zelanda- y en las nominaciones a premios musicales, los cuales para sorpresa de muchos, lo han eludido bastante. Posteriormente vendrían “Grand national” y “April uprising”, -este último marcando una transición en el grupo con la entrada de Nicky Bomba y Byron Luiters- de los que se desprenden los sencillos “Funky tonight” y “One way road” respectivamente, los cuales explotaron con claridad el gusto de la gente por el rockecito buena onda.

Ambas, una mezcla de rock y country -y sin necesidad de un banjo- extraordinariamente lograda y qué mejor que el acento australiano para interpretarlas: fusión del abolengo inglés con el canturreo texano.

Y el video oficial de “One way road“.

¡Por favor, métanse a su página oficial –John Butler Trio– y descubran lo que se anda haciendo del otro lado del mundo! Hay artistas que valen tremebundamente la pena.

Disfrútenlo.

D_n G_t_

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: